Desayuno en el hotel de Niort y salida para Amboise a una distancia de unos 200 kms. con el fin de visitar la tumba de Leonardo da Vinci. Ciudad a orilas del Río Loira y cuya historia se remonta hacia el siglo cuarto a.C cuando existía un Opidum de la tribu gala de Turons. Durante la edad media fue construido un castillo fortificado que perteneció primero a los Condes de Anjou, después a los Señores de Amboise para ser confiscado por Carlos VII y al fallecimiento del mismo lo heredó su hijo Luis XI que se según la historia aunque se sentía muy a gusto entre sus paredes, poco se gastó en su mantenimiento. Al fallecimiento de este, ocupó el castillo su hijo Calos VIII que lo reconstruyó cuando se casó con la Duquesa Ana de Bretaña para hacer de este lugar su estancia habitual, aunque la construcción fue completada en 1520 por Francisco I.

El trayecto desde Niort a Amboise apenas nos llevó dos horas y cuarto, sin embargo lo peor fue buscar aparcamiento en esta última ciudad, tardando mas de media hora en conseguir una plaza en un parking de pago al exterior en las orillas del rio Loira enfrente a la Oficina de Turismo.

Aparcado el coche nos dirigimos a la Oficina de Turismo que como he comentado estaba enfrente para solicitar un plano de la ciudad. Desde alli y por la calle adyacente, nos dirigimos a la parte antigua pasando por la Torre del Reloj o Campanario ubicada en la Rue Nationale. Construida a mitad del siglo XV sobre lo que quedaba de otra antigua conocida como la puerta del Amasse. En tiempos de Carlos VII en el año 1445 se convirtió como en otras muchas ciudades en Campanario Comunal que servía para avisar a la población de algun peligro como pudiera ser un incendio o cualquier otro percance. En el arco interior de la puerta, veremos la Virgen del Campanario metida en una hornacina siendo obra de Claude Demau basándose en la original de finales del siglo XIV, siendo una donación del Rotary Club de Amboise.

Después de pasar la puerta mencionada y siguiendo por la Rue Nationale nos encontramos en la Place Michel Dobré donde se encuentra la entrada a la fortaleza através de unas escalinatas.

Una vez enseñadas las entradas previamente adquiridas desde hacia tiempo por internet al precio de 13,10€ por persona en esta dirección Compra de entradas, con una validez de uso muy amplia, es decir no tienes que ir en una fecha concreta. Una vez pasada el tono y subir unas pequeñas escaleras, nos encontramos en una gran Esplanada donde a nuestra izquierda veremos la Capilla de San Humberto, a nuestra derecha los Jardines y enfrente el Palacio.

La Capilla de San Humberto o Chapelle de Saint-Hubert construída entre 1491 y 1496 en gótico flamígero por artistas flamencos con Toba blanca durante el reinado del Carlos VIII, que en un pricipio sirvió como oratorio para Ana de Bretaña antes de que se trasladasen alli los restos de Leonardo da Vinci en 1874, procedentes de la Colegiata de Saint-Florentin, donde recibieron sepultura segun sus deseos al producirse su fallecimiento en 1519. La mencionada colegiata de estilo románico, se encontraba en el lugar donde hoy se ubican los jardines, fue destruida en 1807 y excavados sus restos por Arsène Houssaye en 1863 que encontró supuestamente los huesos del genial Leonardo da Vinci. Esta capilla fue construido un oratorio por Luis XI dedidcado a Saint-Hubert patrón de los cazadores.

La puerta de entrada divida en dos, presenta un Dintel en el que se representa una escena de caza con Saint-Hubert sujetando un caballo mientras que mira a un ciervo rodeado por perros y entre cuyas astas se ve un crucifijo. En la parte superior en el tímpano se puede ver a Carlos VIII y a Ana de Bretaña acompañados en el centro por la Virgen con el Niño.

En el interior de la pequeña capilla las Vidrieras obra de Max Ingrand del año 1952, representan escenas de la vida del rey Luis XI (San Luis) situádose a la izquierda la sepultura de Leonardo da Vinci.

Terminamos la visita a la capilla y nos dirigimos hacia el palacio, que como he comentado se encuentra enfente para comenzar su visita. Nada más entrar veremos unas salas reservadas a la guardia junto con el llamado Paseo de los Guardias, una galería que permitía observar la navegación en el Loira. Continuamos para pasar a ver la Sala de los Tamborileros donde se alojaban los músicos empleados en las numerosas fiestas que organizaban los monarcas.

Continuamos para pasar a una gran sala llamada Sala del Consejo la más grande del palacio, empleándose para las audiencias más importantes y en las fiestas organizadas. De aqui pasamos a la llamada Sala del Copero que se usaba como comedor y donde el copero servía las bebidas. Unos metros adelante entramos en la Cámara de Enrique II y su cama correspondiente. Seguimos adelante para ver el Gabinete Orleans-Penthièvre, un gabinete de trabajo antes de pasar a la Cámara de los Orleans, dormitorio del Rey Luis Felipe decorado como en su época. Por último visitaremos el Salón de Música que como su nombre indica estaría destinado a escuchar conciertos privados de música. Dentro de esta misma sala podemos ver un retrato y una fotografia del Emir Abdelkáder. A la abdicación del rey Luis Felipe I los bienes privados de la Familia Orleans fueron confiscados por el gobierno provisional y el castillo pasó a depender del Ministerio de Guerra, el cual alojó aquí como prisionero de guerra al Emir y a su séquito desde noviembre de 1848 hasta octubre de 1852.

Terminamos nuestra visita al interior del palacio saliendo por la Galería de Aumale que debe su nombre al quinto hijo del rey Luis Felipe. para encontrarnos de enfrente con los jardines que no los visitamos por falta de tiempo, deteniéndonos lo minimo para hacer una fotografía al Busto de Leonardo da Vinci que se situa en el lugar donde se ubicaba la antigua Colegiata de Saint-Florentin. La salida del recinto de hace por la Torre Heurault que al igual que la Torre Minimes poseen una rampa interior de caracol que posibilitaba la subida desde abajo de caballos y carretas.

Poco tiempo nos quedó para ver mas de esta ciudad, tan solo comprar unos sandwuiches en un supermecado y partir para Troyes.
Fuente : Guia de visita que se entrega con la entrada y página web de Amboise.