En esta ciudad estuvimos dos veces en este viaje, una la noche anterior a Berlin y ahora a la vuelta ya que al estar cerca de Gemund,apenas 55 kms. separan a ambas ciudades, decidimos volver a ella y ver algo más de lo que vimos. En las fotografias se mezclan las efectuadas en los dos días. Se da la circunstancia que tanto en la primera como en esta segunda pocas horas estuvimos visitando lo poco que tiene que ver, la primera porque cuando llegamos al centro era ya tarde avanzada y en esta tuvimos que salir corriendo después de comer porque la lluvia no paraba de caer.

Fundada por los romanos en el siglo I a.C. la convierte en una de las ciudades más antiguas del pais. En sus tiempos fué capital de electorado y residencia de los obispos de Colonia. Cuna de Ludwind Van Beethoven que nació en esta localidad en 1770 pasando también aqui su juventud. De 1949 a 1990 fue igualmwente capital de la Alemania Occidental.

En ambas ocasiones empezamos la visita en Münsterplatz, la primera vez andando desde el hotel y la segunda dejando el coche en el parking Munsterplatzgarageen Budapeststraße, 1 apenas a trescientos metros de la catedral y de la plaza mencionada.

Casi al final de la plaza delante del edificio de correos, se encuentra la estatua de Ludwing Van Beethoven diseñada por Ernst Hähnel y esculpida por Jacob Daniel Burgschmiet e inagurada en 1845 con motivo del 75 aniversario del nacimiento del músico y complementando al primer festival del mismo. El Relieve frontal del pedestal representa para Hähnel la imaginación con una esfinge griega con cabeza y pecho de mujer con cuerpo de león, mirando hacia arriba a una musa que toca la lira.

En la misma plaza mencionada anteriormente se encuentra la Bonn Minster o Catedral de Bonn, tambien conocida como de San Martin nombre que tomó de una antigua iglesia derruida en 1812. Su construccción data del finales del siglo XI cuando se derrumbó la antigua colegiata de los Santos Cassius y Florentius asesinados por el emperador Maximiano Hercúleo por convertirse al cristianismo.

Las obras duraron hasta el siglo XIII y su estilo principal es Románico aunque con muchos elementos góticos y barrocos por las diversas reformas que ha ido sufriendo. Para nuestra desgracia no la pudimos visitar por dentro ni casi por fuera por las vallas protectoras, toda vez que se cerró en el año 1917 y según los cálculos no se reabrirá hasta finales del 2020.

A unos quinientos metros de Munsterplatz en las confluencias de Viavatsgasse con Bottlerplatz se encuentra el STERNTOR (fotografía). A finales del siglo XIX todas las puertas de las murallas fueron derruidas por la expansión de la ciudad, quedando solo una situada al final de Sternstraße provocando una intensa discusión sobre destruirla o conservarla.

Después de mucho debate se llegó a la conclusión de desmontarla piedra por piedra y llavarla a otro lugar. Por fin en el año 1900 se levantó en su lugar actual y se añadieron una torre cuadrada y un sistema de portón siendo lo que se ve en la actualidad. Como curiosidad decir que el Grupo escultórico de la crucifixión existente en la pared de la torre cuadrada es obra del siglo XVI.

Fuente : https://www.kuladig.de/Objektansicht/O-30380-20120115-2.

Desde el Stentor continuamos hacia la Iglesia de San Remigio apenas a 400 metros de distancia. Su construción la comenzó la orden franciscana como iglesia del convento construido a la par entre 1274 y 1276 aunque una primera parte no se completó hasta 1357 consagrándose a San Luis de Toulouse, se terminó de construir a finales del siglo XIV.

Destruida por un incendio en 1689 fué reconstruida entre 1738 y 1748. Es de estilo gótico y su Interior consta de tres naves con la central de mayor altura que las laterles. Su Altar mayor es alado con dos más pequeños en ambos laterales correspondientes a Santa Ana y a San Jose.

En 1801 se destruyo la antigua iglesia de San Reimigio a la cual estaba adscrita pasando el nombre y su mobiliario aqui, incluida la Pila bautismal en la fué bautizado Beethoven el 17 de diciembre de 1740 por el pastor Cornelius Metternich.

El ógano en el que Beethove empezo a tocar con doce años fué destruido durante la guerra aunque la consola original se encuentra en su casa natal. el Órgano actual data de 1957 y es obra del constructor de órganos Johannes Klais.

Desde aqui y en apenas 300 metros en Bonngasse, 20 nos encontramos con la Casa-Museo de Beethoven que aunque no teníamos muchas ganas de visitar, al final tuvimos suerte y estaba cerrada por reforma.

Continuamos nuestra visita acercándonos a la Plaza del Mercado o Marktplatz a 200 metros de esta última visita. La mencionada plaza tiene forma trapezoidal con una fuente central que en nuestra visita estaba casi tapada por los Foodtrucks puestos con comidas de diversas partes del mundo y platos autóctonos, sin embargo lo que más sobresale al fondo es el edificio del Altes Rathaus o Antiguo ayuntamiento. Construido bajo el diseño de Michel Leveille en estilo barroco tardio o rococo, destacando su inmensa blancura y su escalera chapada en oro. Aunque por haberse quedado pequeño se han construido dependencias en otros lugares, aqui se siguen celebrando importantes acontecimientos para la ciudad. Tiene entre sus paredes el honor de haber acogido ilustres personajes como Charles de Gaulle, John F. Kennedy o Mikhail Gorbachev.

Era casi la hora de comer, la climatología estaba un poco rara pero no nos podiamos ir de Bonn sin conocer la Haribo Store en Am Neutor, 3. Mundialmente famosa por sus golosinas, esta marca la fundó en 1920 Hans Riegel asi como la primera fábrica en esta ciudad. Sin embargo no fue hasta pasados dos años desde su fundación que no aparrecio su famoso Oso de goma. Actualmente tiene 5 fábricas en Alemania y 13 en el resto de europa.

La tienda de 350 metros cuadrados es una auténtica delicia tanto para niños, jóvenes y mayores. Tiene tal cantidad de apartados con diversas golosinas para que te sirvas tu mismo que al final o no coges nada o sales con la bolsa llena, mas bien es lo segundo. Si se visita Bonn es un lugar recomendable para visitar.

Al salir de la tienda sin esperarlo poque antes hacia mas o menos sol, empezó una lluvia tan intensa que a pesar de llevar paraguas nos tuvimos que meter en unos almacenes para protegernos y cuando amainó un poco salir en dirección al parking, buscar un lugar donde comer y volvernos para Gemund. Por suerte encontramos el restaurante en el que cenamos la primera vez el Elefant Bonn situado en Sternstraße 78. No soy dado a recomendar restaurantes, bares, pubs etc. pero en esta ocasión es un lugar que merece la pena.