A pesar de los tres viajes a Berlin que hemos hecho, no fue hasta este último cuando nos decidimos visitar Potsdam situada a 38 kms. en coche al suroeste de Berlin. Teniamos la opción de ir en tren desde la estación central, en excursión organizada o en nuestro propio coche que es lo que hicimos. Como siempre y debido a las interminables obras que sufre Berlin, la salida de la ciudad en si nos costó bastante, sin embargo una vez en la autopista a pesar del tráfico intenso que teniamos, no llegó a la media hora cuando ya estábamos aparacando en Contipark Tiefgarage en LUISENPLATZ frente a la puerta de Brandenburgo. Conforme vas entrando en Potsdam te vas encontrando con multitud de señalizaciones de parkings, particularmente recomiendo el que he mencionado por su extraordinaria situación.

La ciudad de Potsdam fue fundada por un pueblo eslavo en el siglo VII con el nombre de Poztupimi, sin embargo tomó más relevancia cuando Federico Guillermo I en 1660 la hizo su residencia de caza y la aumentó cuando la familia real prusiana la convirtió en su residencia. Igualmente fue testigo en el verano de 1945 de la reunión mantenida por Truman, Churchill y Stalin en la que se acordaría como sería la administración de Alemania después de la segunda guerra mundial, asi como la de los paises invadidos por Hitler.

La llegada a esta ciudad sería sobre la hora de comer, ya que solo pretendíamos ver un solo palacio de los muchos existentes, dar una pequeña vuelta por su centro y por supuesto comer, siendo esto último bastante fácil de hacer por la cantidad de restaurantes que hay en la calle principal llamada Brandenburger Straße que parte de misma Puerta de Brandenburgo.

La mencionada puerta fue construída entre 1770 y 1771 por el rey federico II de Prusia siguiendo los planos de Carl Von Gontard que diseñó el lado que mira a la ciudad y por Georg Christian Unger que se encargó del diseño del lado del campo, pudiéndose observar dos diseños diferentes pero ambos en estilo corintio. Las dos entradas laterales se diseñaron en 1843 siendo rey Federico Guillermo IV para facilitar la entrada de peatones.

Fuente : Wikipedia.

Una vez terminado de comer nos dirigimos al final de la calle mencionada con el fin de visitar la Iglesia católica de San Pedro y San Pablo.

Esta iglesia se levantó entre los años 1867 y 1870 por el arquitecto August Schüler. Tiene planta de cruz griega con las estatuas de los cuatro evangelistas en los angulos de la nave central.

Los tres ábsides del prebisterio pintados sobre un fondo de oro son obra de Paul Stankiewicz. En el central se encuentran Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, situándose a ambos lados de Cristo la Virgen María y San José y debajo San Pedro, San Pablo, dos evangelistas y cuatro padres de la iglesia.

La lámpara colgante que contiene la luz eterna es un regalo del rey Federico Guillermo I en cristal de Bohemia del año 1726. El altar es de estilo bizantino y el órgano fue construído por K.A. Buchhoiz aunque remodelado en 1963 por la empresa A. Schuke

Fuente : Libretos explicativos recogidos a la entrada de la iglesia.

Una vez terminada la visita a la iglesia, volvimos por Brandenburger Straße hasta el parking para que aunque estaba cayendo la tarde y solo nos quedaba el tiempo justo para visitar el exterior de uno de los palacios existentes. Una vez consultadas las distancias de unos y de otros, decidimos poner rumbo al Neves Palais o Palacio nuevo el mas grande de los edificados en esta localidad.

Construido durante el reinado de Federico II el Grande entre 1763 y 1.769 en estilo barroco tardío por Johann Gottfried Büring y Heinrich Ludwig Manger pero posteriormente por discrepancias de ambos con el rey se hizo cargo Carl von Gontard desde 1764 aunque el interior del palacio se encontraba ya muy avanzado. La longitud total incluyendo las dos alas es de 220 metros y una cúpular de tambor de 55 metros de altura.

. Su construcción en un principio solo se realizó para acoger huéspedes ilustres ya que el rey no hizo uso del mismo. No fué hasta 1859 en el que Gillermo II lo convirtió en su residencia principal veraniega.

Después de la revolución de 1918 con la abdicación de Guillermo II y renuncia de su heredero, el palacio se convirtió en museo hasta la segunda guerra mundial en la que los soldados soviéeticos saquearon su interior, aunque posteriormente numerosos objetos fueron recuperados.

Delante del patio del plaacio, nos encontramos con un gran espacio llamado Mopke usado para grandes celebraciones y cermemonias militares delimitando este espacio por el otro lado de dos construcciones llamadas Comunes construidas por Carl von Gontard entre 1766 y 1769 para alojar a invitados, funcionarios y sus sirvientes aparte de las cocinas. Ambas construcciones se encuentran unidas por una columnata en cuyo punto central se encuentra la Puerta triunfal con una cúpula de 24 metros de altura.

Estuvimos en este lugar cerca de hora y media hasta que la luz del sol fue desapareciendo y hacia casi imposible poder ver, aparte de que nos esperaba la vuelta a Berlin y no sabiamos como podía estar el tráfico.