El hotel elegido para pasar las dos noches fue el "Hotel Quality Nacka" situado a las afueras de la ciudad, aparcamiento privado gratuito y bien comunicado por transporte público (autobuses 401 y 403) que llevan a una céntrica estación terminal cada media hora, teniendo el billete una validez de dos horas para cualquier otro autobús.

Llamada la "Venecia del Norte" por estar construída sobre 14 islas que se unen por 53 puentes. Situada entre al lago Mälaren y el mar Báltico fue fundada por Birger Jarl sobre la isla Gamla Stan con el fin de proteger a Suecia de los ataques de las flotas extranjeras, siendo en la actualidad el principal de los 290 municipios de Suecia además de la capital del pais.

Fue proclamada como tal a finales de 1419 convirtiéndose en una plaza importante en las relaciones entre los reinos daneses de la Unión de Kalmar y las guerrillas de la independencia sueca.

Durante el siglo XX, gran parte del centro de la ciudad cambia su fisonomía rehabilitando una gran parte del mismo prohibiendo en parte la renovación de los reinos daneses de la unión de Kalmar y las guerrillas de la independencia sueca.

Durante el siglo XX, gran parte del centro de la ciudad cambia su fisonomía rehabilitando una gran parte del mismo prohibiendo en parte la renovación de los antiguos edificios.

Como quiera que nuestra estancia en la ciudad iba a ser cortísima, no tuvimos otra opción que decidirnos por ver únicamente el museo Vasa, el Ayuntamiento y pasear al atardecer por el caso antiguo.


Desde el hotel cogimos el autobús 401 hasta la terminal Kungsträdgården desde donde nos posíamos dirigir andando un kilómetro y medio hasta el Ayuntamiento no sin antes pasar por Gustav Adolfs Torg una de las princiales plazas de Estocolmo. En la misma se encuentra la estatua ecuestre de Gustav II Adolph obra del escultor Pierre Hubert L'Archevêque en 1796.



En un lateral de esta misma plaza se encuentral el Edificio de la Ópera Real de Estocolmo. El primer edificio que albergó la ópera en este mismo sitio, fue empezado a construir bajo el reinado de Gustavo III en 1775 bajo la diriección del arquitecto Carl Fredrik Adelcrantz terminándose en 1782. El 16 de marzo de 1792 durante un baile de disfraces en este mismo lugar, el monarca sufrio un atentado y como consecuencia del disparo que le hirió ese día, falleció el 29 de marzo del mismo año.

Demolido el anterior edificio durante el reinado de Oscar II se erigió otro bajo el diseño de Axel Johan Anderberg concluyéndose en 1898. En 1989 el edificio sufrió una gran renovación. Fuente: www.operan.se/om-operan/historik.

Desde la plaza mencionada nos dirigimos al Ayuntamiento con el fin de visita el mismo. Sin embargo al preguntar por la visita guiada en español, nos indicaron que la misma se haría a las 16,00 h,`por lo que nos quedaban todavía casi cinco horas para ir a visitar el Museo Vasa, para lo cual aprovechando el billete de autobús que no valía para dos horas, cogimos otro y en cuestión de 15 minutos ya estàbamos delante de las puertas del museo.

El museo Vasa es uno de los más visitados de toda Escandinavia. En su interior se encuentra el buque Vasa. Ordenado construir por Gustavo II Adolph bajo supervisión de un constructor naval llamado Henrik Hybertason y que constituyó en su época el mayor buque de guerra hasta entonces construído.

Pesaba 1200 toneladas, con tres palos podía soportar hasta diez velas con unas medidas 69 metros de proa a popa. Como la exigencia del rey era que el buque tuviese 64 cañones, se tuvo que construir con una estructura muy alta con dos cubiertas para albergar los cañones, y con el fondo lleno de piedras a modo de lastre.

El 10 de agosto de 1628 el Vasa junto con otros barcos de guerra se hicieron a la mar. En la bocanada del puerto una primera y repentina ráfaga de viento hizo que el buque se escorase logrando corregir el rumbo. Una segunda ráfaga al golpear el costado del barco hizo que el agua entrase por las cañoneras y se hundiese el mismo. Se dice que al menos de las 150 personas que componían la tripulación al menos 30 resultasen ahogadas.

Gracias a un investigador particular llamado Anders Franzén, fascinado por las historias de las que oía hablar sobre un barco hundido comenzo a buscar el Vasa> a principios de los años 50 hasta que en 1956 descubrió el buque, reflotándose el 24 de abril de 1961 después de 333 años sumergido.

Las estatuas junto con otras 14.000 piezas dispersadas fueron recuperadas y puestas en su situación original.En la actualidad se sigue trabajando con diversas sustancias para la conservación del navío.

Tras visitar el museo y comer algo por la zona, de nuevo a otro autobus para dirigirnos a El Ayuntamiento, de edificación reciente, data del primer cuarto del siglo XX, es el edificio más importante de la zona "Norrmalm". Se trata de una construcción inspirada en los palacios renacentistas venecianos.

La visita dependiendo el idioma tiene una hora de inicio. En español este año era a las 16,00 pero puede variar según la época que se visite. Recomiendo preguntar antes de ir.

La reunión de los grupos se produce en la llamada Sala Azul donde se distribuyen por idiomas. El color de esta sala no hace honor a su nombre, puesto que esta revestida de ladrillo rojo y que según el guía para evitar posibles malentendidos con el entonces régimen de la URSS se prefirió ponerla el nombre de Azul.

En esta sala es donde se celebra la comida y el baile de la entrega de los Premios Nobel. La entrega de tales premios se hace en el Palacio Real. A cada comensal se le asigna un espacio de 60 centímetros de ancho, por lo que una persona gruesa lo tiene bastante difícil (aclaracón del guía).

Siguiendo la visita se puede ver la Sala del Consejo Municipal con gradas para 200 personas y el techo que se construyó siguiendo la forma de las edificaciones Vikingas. Pero la sala más grande y hortera es el Salón Dorado. Presidido por la figura de Estocolmo Reina de Malaren esta recubierta por 18 millones de teselas en vidrio y oro. La figura en sí es bastante fea y repelente.

Terminada la visita interior, un pequeño receso en el patio exterior con un pequeño jardin desde donde se oberva la torre y parte de uno de los canales.

Terminada la visita al parlamento y quedando alguna hora aun de luz, aprovechamos para dar un paseo hasta Gamla Satan barrio antiguo de Estocoñmo del que nos separaba apenas un kilómetro. Para llegar hasta allí se tiene que pasar el Riksbron y adentrarte en el barrio por el arco del parlamento, pasadizo que une dos edificios del Parlamento sueco. Despueé de pasearnos unos pocos metros por la calle Västerlanggatan repleta de comercios de todo tipo con gran afluencia de gente y de sacar algunas fotografías de una de las calles más estrechas de la ciudad, nos dimos media vuelta y nos dirigimos al hotael que al día siguiente nos esperaba una nueva etapa hasta Umeå.

Nos han quedado mucísimas cosas por ver en esta gran ciudad que esperamos volverla a visitar.